Decanos y las Elecciones Presidenciales

Este domingo los colombianos saldremos a elegir al nuevo Presidente de Colombia; algunos Decanos de la UNIAGUSTINIANA, opinan sobre este importante momento para el país.

Por: Edwin Henao Acevedo
Oficina de Comunicaciones

Este domingo, 27 de mayo, los colombianos saldremos a las urnas; un acontecimiento que sin duda será el mejor partido que nos jugaremos todos, en la historia más reciente de Colombia.

Para las Elecciones Presidenciales de 2018, los votantes tendremos la posibilidad de escoger entre un variado ‘ramillete’ de candidatos, de todas las posiciones y convicciones políticas; un momento, que, sin duda, no se vivía hacía muchos años en nuestro país; los colombianos, esta vez, contaremos con una variada posibilidad de elección, ojalá, a conciencia, y pensando en lo que mejor le convenga al presente y futuro de Colombia.

Recordemos que, el candidato ganador de este domingo, deberá obtener la mitad más uno del total de votos válidos, de no ser así, nos iremos a una segunda vuelta, esto, entre los candidatos con mayor votación (el domingo 17 de junio de 2018).

Quien gane estas Elecciones Presidenciales, será quien gobierne los objetivos del País, por un periodo de cuatro años, entre el 7 de agosto de 2018 y el 7 de agosto de 2022.

La Universitaria Agustiniana, en aras de que todos salgamos a votar, ojalá desde muy temprano, este domingo 27 de mayo, te invita a hacerlo a conciencia, a conocer las propuestas de los candidatos y, sobre todo, a pensar en lo que necesitamos para continuar construyendo el País que queremos, por eso, a continuación, ponemos a disposición de ustedes, cada una de las páginas de los candidatos, en orden alfabético, para que puedas revisar a conciencia sus propuestas.

Página web: Gustavo Petro - Cuenta de Twitter: @PetroGustavo

Página web: Germán Vargas Lleras - Cuneta de Twitter: @German_Vargas

Página web: Humberto de La Calle - Cuenta de Twitter: @DeLaCalleHum

Página web: Iván Duque - Cuenta de Twitter: @IvanDuque

Página web: Sergio Fajardo – Cuneta de Twitter: sergio_fajardo

A propósito, conversamos con algunos de los Decanos de la Universitaria Agustiniana, y ellos, entregaron una breve reflexión, de lo que nos debería animar masivamente a participar este domingo en las urnas.

Decano Fernando Sánchez Gélvez - Facultad de Humanidades, Ciencias Sociales y Educación

 

Cada cuatro años el país se transa en sendas discusiones; en quién será el mejor candidato para dirigir al país y en cuál será el equipo que jugará la final del mundial de fútbol contra Colombia. Cada colombiano tiene una respuesta muy bien argumentada para cualquiera de las cuestiones, porque en el interior de uno reposa un analista político y un crítico de fútbol; pero, la decepción no se hace esperar en ninguno de los dos casos, pues, aunque mi candidato sea el elegido por el voto popular y avalado por la Registraduría; y la selección Colombia gane sus primeros partidos, ni nunca el elegido ha sido el que se esperaba, ni la Selección ha alcanzado jamás una final en el Mundial.

Lo anterior parece un mal chiste, pero las dos circunstancias tienen un mismo origen: la superficialidad con que los colombianos asumimos lo uno y lo otro. La final de un Mundial vaya y venga, pero elegir al presidente del país, la cabeza del ejecutivo colombiano, es cosa de pensarse muy bien, y, sobre todo, con sentido crítico.

Sin embargo, lo fundamental es ejercer el derecho al voto y no dejarse llevar por doctrinas llamativas y extrañas que pregonan que, ‘para qué votar si eso no cambia nada’. Analiza esto: si un político corrupto compra mil (1.000) votos y solo dos mil (2000) personas salen a votar, entonces el 50% de los votos le pertenecen a él. Pero en cambio, si veinte mil (20.000) personas salen a votar, el político corrupto se quedaría solo con el 5% de los votos. ¡Piensa! Si NO VOTAS te conviertes en cómplice de la corrupción.

Decano Leonardo Santana - Facultad de Educación Virtual y a Distancia

Las Elecciones Presidenciales, es uno de los eventos nacionales más importantes y que marcan cada 4 años un fin y un nuevo comienzo; lamentablemente la puja por llegar a la casa de Nariño saca lo radical y oscuro de los candidatos al intentar ganar adeptos ensuciando la imagen de la competencia, pero no solo de los políticos, sino,  de los mismos ciudadanos, ya que no es raro encontrar disputas y acaloradas discusiones en cualquier parte del país por las diferencias ideológicas o por posturas que en muchos casos, están basadas en criterios personales o en la transmisión generacional entre padres e hijos, que a la luz de la verdad, no es más que eso, mitos y cuentos.

Lo que realmente representa este momento para la democracia, no solo de este país, sino de cualquiera que tenga un sistema político democrático, es la posibilidad que tenemos los ciudadanos de levantar la mano y elegir a quien queremos que nos represente y nos permita acceder cada día a unas mejores condiciones de vida.

Lamentablemente, y como ya es costumbre, la política latinoamericana está tan permeada por la corrupción, que a lo único que podemos apuntarle en estas elecciones es que llegue el 'menos peor', y como en su momento lo expresó el asesinado periodista Jaime Garzón (1960 - 1999) “Esperaríamos de los políticos lo mismo que las empleadas del servicio, que no haga mucho pero que tampoco roben.”

Lo más importante es que cada ciudadano, USTED, haga uso de su derecho al voto, porque después de elegido el presidente, solo nos resta esperar que, en cuatro años, hagan lo mejor por nuestro País.

Sigue nuestra campaña #UniagustinianosVotan a través de nuestra página oficial de Facebook

 

 

Inicia sesión para enviar comentarios

Publicaciones

Videos Informativos