Conozca la historia de los estudiantes que estuvieron en Canadá, en la Universidad de Algoma

El pasado 10 de junio, 5 estudiantes del programa Negocios Internacionales, 2 de Hotelería y Turismo y 2 de Cine y Televisión, viajaron a Canadá a realizar el curso certificado de inglés: English a Second Lenguage en la Universidad de Algoma.

Por: Héctor Duvan Mancipe
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
@hectormancipee

La Universitaria Agustiniana, a través de la Oficina de Relaciones Internacionales respalda procesos académicos de internacionalización, beneficiando a estudiantes, docentes, administrativos y ahora egresados, todo con el fin de guiarlos a adoptar nuevas miradas frente al mundo y brindarles herramientas para que fortalezcan desde perspectivas internacionales su ámbito profesional.

El pasado 10 de junio, 5 estudiantes del programa Negocios Internacionales, 2 de Hotelería y Turismo y 2 de Cine y Televisión, viajaron a Canadá a realizar el curso certificado de inglés: English a  Second Lenguage en la Universidad de Algoma. En su estadía crearon relaciones las personas que habitaron, sus compañeros y docentes, así mismo conocieron de primera mano la cultura canadiense y se relacionaron con aspectos que identifican a este país.


Su vuelo partía el sábado 10 de junio a las 2:30 p.m., antes de viajar crearon un grupo por WhatsApp para encontrarse allí, estuvieron conectados y acordaron el lugar para ingresar todos al avión, sus familias estuvieron acompañándolos, con abrazos, sonrísas y con una que otra lágrima se despidieron.

Al llegar a Canadá se encontraron con familias llenas de alegría, de expectativas por conocer quiénes eran las personas que hace algún tiempo, por medio de vídeo tranferencia, ya habían conocido; antes de viajar tuvieron contacto con los que serían sus familiares, pero la emoción e intriga aún seguían. Con cámaras y carteles fueron recibidos, “yo me sentí famosa, todos estaban ahí mirándonos y buscándonos para identificar quienes eramos” adiciona Angie Paola Bautista, estudiante de Hotelería y Turismo.

Su llegada a Canadá fue el domingo 11 de junio, al haberse encontrado cada uno con su familia se desplazaron para sus respectivos hogares, conversaron e intercambiaron conocimientos culturales, todos estaban interesados en conocer cómo es cada país, sus constumbres, ideologías, pensamientos, creencias, entre otras.

Al día siguiente de haber llegado iniciaron las clases, fueron 4 semanas de compartir con sus compañeros, en su mayoría eran japoneses, pues los estudiantes canadienses estaban en vacaciones de verano.

Lo que más voloran de esta experiencia, es el hecho de haber compartido con una familia completa, consideran que enriqueció mucho la experiencia porque tuvieron que acostumbrarse a muchos hábitos de ellos, como ninguno de los estudiantes vivían jutos, al encontrarse se preguntaban cómo eran sus familias, les pareció gracioso que todas las familias se quitaban los zapatos al entrar a cualquier lugar.

En general, sintieron la necesidad de usar más el lenguaje, de tener las palabras para expresarse, por eso si no conocía algún término lo buscaban en el diccionario, estuvieron un cien por ciento conectados al idioma, esto hizo que su nivel en la lengua extranjera aumentara en gran manera. Cuentan también que en Canadá el uso de WhatsApp no es frecuente, usan Line, de hecho algunos de los estudiantes aún se habla con ellos, la relación que tuvieron fue muy buena.

Recuerdan un docente que les enseñaba sobre grammar, sus clases eran didácticas, los quizzes eran un poco duros, les parecía gracioso, pero importante, que el profesor les pidiera que le colocaran punto a la i, siempre estaba al tanto que se la colocaran y si no era así les afectaba mucho la nota. Llegaron a decirle a sus familiares: “mom” y “dad”, lograron tener una relación muy amena y de confianza, sintieron que los protegían, que estaban pendientes de lo que necesitaran, al salir a cualquier lado siempre iban con ellos, los momentos vividos estuvieron acompañados de sonrísas y mucha alegría, cuentan los estudiantes.

El último día hubo tormentas eléctricas, se fue la luz, los árboles se movían como si fuera un tornado, esto para sus familias era normal, ya estaban constumbrados a esto. Para todos los canadienses es normal ver osos, venados, ardillas, entre otros animales, así, como en las películas. No es una experiencia que quedó en Canadá, sino que sus expectativas están en seguir creciendo profesionalmente, viajar, conocer el mundo y tener un buen lugar de trabajo, fue lo que les dejó el curso para sus vidas. Sin lugar a duda agradecen a la Universitaria Agustiniana y a la Oficina de Relaciones Internacionales por generar estos espacios.

Inicia sesión para enviar comentarios

Publicaciones

Agenda Uniagustiniana

Videos Informativos