Fray Carlos, el Rector de la gente. Conoce la historia de nuestra máxima autoridad, y su pasión por la UNIAGUSTINIANA

Ya no es raro verlo en la entrada principal de la Universitaria, antes o después de los torniquetes dispuesto a saludar y sonreír a los estudiantes.

 

Esté frío el día o no, haya poca o mucha gente transitando por la U., o incluso en días lluviosos, Fray Carlos Alberto Villabona, nuestro Padre Rector de la Universitaria Agustiniana, toma su bufanda, se la coloca sobre el cuello, y camina unos pasos, desde su despacho principal, hasta la entrada de la UNIAGUSTINIANA; el fin: sonreír, dar una mano amiga y demostrarles a sus estudiantes, que siempre está presente.

En las mañanas, a eso de las 7:00, y en las tardes, alrededor de las 6:00, Fray Carlos Alberto se pone en pie, antes o detrás de los torniquetes e inicia su derroche de saludos, abrazos e incluso tertulias en pleno pasillo de la universidad.

Para algunos, ya se ha convertido en una tradición verlo allí, para otros, es un extraño; pues hay quienes pasan observándolo como preguntándose, quién es ése señor bonachón que está parado saludándolos a todos.

“No es lo que tiene que hacer, pero es muy chévere que el Rector de tu universidad esté recibiéndonos, interactuando con los estudiantes y saludándonos”, mencionó Jhon de Administración de Empresas, a quien abordamos justo después de abrazar al Rector.

Por su parte Cristian, también de Administración de Empresas, manifestó que, “es interesante ya que no son solo los celadores quienes que lo reciben a uno, sino el Padre con una buena cara, con un buen saludo y una buena reflexión, si uno se pone a conversar con él”.

El Padre, a quien también abordamos de improvisto, pues nunca se imaginó que las cámaras de la universidad lo estaban captando, por lo particular de su acción, reconoció que le llena el corazón recibir, abrazar y conversar con los jóvenes, pues es el motivo por el que se levanta todos los días de su vida.

 

“Me gusta darles la bienvenida, desearles éxito en sus estudios y darles las bendiciones; es una forma de hacer presencia en la Universidad, no puedo estar todo el día encerrado en la oficina. Me gusta dialogarles y qué sepan quiénes somos y para qué estamos”, narró Fray Carlos Alberto Villabona.

Reconoce que le gusta poder identificar en las caras de sus estudiantes las motivaciones que los acompaña, sobre todo nuestros estudiantes de la noche, a los cuales les da mayor mérito, por el esfuerzo que le ponen a su formación académica.

“Veo caras alegres y a veces tristes, con base en esta situación que creo, permito que se acerquen y me consulten cosas. Recuerdo por ejemplo que hay estudiantes que dicen que no conocen al Rector, y les causa gracia verme allí saludándolos”, contó el Padre.

Dijo que también es una oportunidad para que los estudiantes se abran más a las quejas o reclamos y también de cosas positivas.

“Brindar estos espacios es sinónimo de fraternidad, de cercanía, espíritu comunitario, y de amistad, que son valores Agustinianos”.

Menciona que hay veces le produce risa que los traten como si se encontraran con un presidente de la república, lo hacen sentir importante, como él quiere hacer sentir a sus estudiantes.

Así que, cuando te lo encuentres por allí, salúdalo, quizá estará esperando una corta charla para conocerte mejor.

Fray Carlos Alberto Villabona es el cuarto rector de la Universitaria Agustiniana, nacido en Bogotá en 1940, toda su vida la ha dedicado al servicio de la educación, en especial a la comunidad Agustiniana, hace más de 50 años fue ordenado como sacerdote. Se ha formado en Filosofía y en Teología en Roma, y también se graduó de estudios en maestría y doctorado en los Estados Unidos.

Inicia sesión para enviar comentarios

Publicaciones

Taller del Mar

Taller de mar

Convocatoria de Movilidad Internacional: miembros de la AUALCPI

Agenda Uniagustiniana

Boletín Informativo

Videos Informativos