Docente Uniagustiniano, representa a Colombia en la Bienal Internacional de Arquitectura de Costa Rica

Se trata de Camilo Ernesto Hernández Mejía, quien viajó también en nombre de su oficina de Arquitectura Aplab Estudio.

 

Por: Oficina de Comunicaciones

En la última semana de mayo Costa Rica exhibirá lo mejor de la arquitectura nacional e internacional en el evento más importante del gremio: la XIV Bienal Internacional de Arquitectura 2018, cuyo tema central es: Derecho a la Ciudad

En esta ocasión, y en representación del Programa de Arquitectura de la UNIAGUSTINIANA, y, junto con su oficina de arquitectura Aplab Estudio, ha sido escogido e invitado de honor el docente Carlos Ernesto Hernández Mejía por el Colegio de Arquitectos de Costa Rica y la Bienal Internacional de Arquitectura de Costa Rica para representar a Colombia en el marco de su Bienal Internacional 2018 a realizarse a finales de mayo. 

La invitación, según el docente, "Obedece al reconocimiento de un trabajo que viene realizando nuestra oficina hace casi una década de recorrido silencioso, en favor del mejoramiento de las condiciones habitacionales de comunidades en vulnerabilidad, trabajo que en Colombia no ha tenido una gran visibilidad y que, paradójicamente, sí ha ocurrido en países como España, México, Estados Unidos, Brasil, Panamá, Turquía, Argentina, Costa Rica, Cuba, Chile, entre otros".  

Ser profesional en Colombia no es un privilegio realmente, dijo el docente, debe asumirse más bien, como una responsabilidad social. Sobre esta base es que él y su empresa, han decidido, no solo asumir encargos comerciales de arquitectura en la oficina, sino que, dedican tiempo también a proyectos de arquitectura social que son abordados con la misma responsabilidad de uno que involucre dinero.  

El docente también es director de la naciente Fundación Más Manos Colombia, y constituida también en Estados Unidos, desde donde reciben apoyo internacional, ya que en Colombia, según él, no hay apoyo como se esperaría para desarrollar proyectos de este tipo, proyectos que se apalancan entre donaciones de la Fundación y un porcentaje de las utilidades anuales de su oficina. 

La fundación está direccionada a apoyar la educación y capacitaciones de niños y jóvenes en Colombia. 

Con el docente, también tuvimos la oportunidad de hablar sobre los proyectos que se han podido trabajar gracias a su empresa, y dijo que, "Algunos de nuestros proyectos más representativos, por los cuales hemos ganado el reconocimiento internacional  son el “Buscador” (bus educador) en donde por medio de buses usados creamos aulas educativas;  el “lego Popular” que consiste en diseñar salones comunales por medio de materiales de bajo costo  y diseñados por la propia ciudadanía con un juego de fichas o piezas ; “el modulante” que se viene desarrollando en México consistente en realizar módulos de bajo costo  para vendedores ambulantes, con el fin de mejorar sus condiciones, así como el espacio público en el que los vendedores se localizan; “Legalizacien” consistente en donar cien licencias de construcción para legalizar viviendas en Bogotá en barrio periféricos". 

Contó que, parte de su trabajo ha sido el de proyectar en las formas emergentes de la ciudad que obedecen a nuevas manifestaciones culturales que se hacen cada vez más evidentes y urgentes de apoyar, manifestaciones como la periferia, la informalidad, la ruralidad. "Creemos que la arquitectura es metropolitana simplemente y nos tapamos los ojos ante la Otra Colombia, la del salario mínimo, la del hacinamiento, la de la marginalidad, la vulnerable, la que está alejada de las agendas públicas y las revistas y los libros de arquitectura sesgados por los atractivos formales. La arquitectura también podría ser hermosa y atractiva desde la solidaridad de nuestros pueblos al autogestionar sus proyectos", expresó.  

APLAB y su lucha de apoyar a las comunidades hacia el mejoramiento de sus territorios solo pretende incentivar y motivar a los habitantes a ser actores políticos que puedan cambiar sus cuadras, sus barrios, sus comunidades, por eso es que trabajar por brindar esperanza, la cual se materializa junto a las personas. "Es que no creemos en hacer país sino impactamos, y no creemos en impacto sin Dios", puntualizó el docente. 

Publicaciones

Videos Informativos