Pasar al contenido principal

El estudiante de octavo semestre del Programa de Arquitectura cuenta su historia de intercambio académico.

 

Juan Sebastián Cortes Suaza, de octavo semestre de Arquitectura, recuerda sus días en el Universidade Regional do Alto Uruguai e das Missoes, en donde estuvo gracias a la Oficina de Relaciones Internacionales y su programa de movilidad internacional.

El intercambio académico de Juan Sebastián se llevó a cabo en la ciudad de Frederico Westphalen, de Brasil.

La comunidad académica de la URI es muy diferente, el modelo académico y la relación que tienen los estudiantes con los profesores es más abierta, los docentes siempre están dispuestos a ayudar fuera o dentro de las aulas con la mejor disposición.

Los estudiantes tienen la oportunidad de ver una gama muy variada de materias que se diferencian con las de acá, donde las oportunidades de encontrar en que se quieren especializar y centrándose en los detalles más afondo de una construcción o plano, aunque a nivel de maquetas tienen mucho que mejorar el programa de la URI. Con todas esas aulas la universidad desarrolla muchas actividades de investigación para los estudiantes, además de también tener el programa de docencia junior para que los estudiantes tengas la experiencia desde ahora del trabajo de docente. La URI cuenta con instalaciones bien equipadas para cada una de las facultades, para arquitectura tiene su propio taller para realizar y guardar maquetas, los de ingeniería civil tienen sus máquinas apropiadas para sus actividades, los de química, nutrición y biología también tienen sus respectivos espacios”.

Los salones igualmente están bien equipados con la cantidad de mesas suficientes, el espacio, ventiladores que permiten mayor confort para los estudiantes.

Las áreas públicas son bien desarrolladas con mobiliario hecho por los mismos estudiantes y para ellos que permiten el descanso entre aulas.

El resto de la universidad está dotada de cafeterías, restaurantes, biblioteca, auditorios que complementan la actividad estudiantil.

El pensum que tiene la URI para la facultad de Arquitectura y urbanismo tiene más variedad en su contenido que las de la Agustiniana, allá tienen diferentes asignaturas con campos diferente de la arquitectura como Paisajismo, Arq. De Interiores, entre otras aulas que permiten que el estudiante tenga más posibilidad de elegir en que se quiere especializar al acabar la carrera.

Las aulas varían con intensidad horaria sea de dos horas o asignaturas con cuatro horas donde a la mitad dejan un intervalo de 15 a 20 minutos, tienen aulas tanto de día, tarde y noche dando posibilidad variada para los estudiantes dependiendo de su disponibilidad.

El sistema de calificación va de 1 a 10 donde y cada profesor elige la forma o el porcentaje que tendrá cada trabajo del semestre, teniendo en cuenta que cada asignatura realiza parciales y estos suelen tener un peso mayor a la hora de la nota final. También se realizar varias conferencias de interés dependiendo de tu facultad para aumentar tus conocimientos y aprender cosas de gente ya formada.

Los profesores también realizan con sus respectivos grupos salidas pedagógicas según el tema del semestre, por ejemplo: este semestre teníamos el proyecto de una escuela de enseñanza fundamental y realizamos la visita a un colegio para conocer mejor el funcionamiento de estos.

Cada facultad realiza diferentes actividades a lo largo del semestre donde desarrollan juegos, muestras culinarias entre otras cosas. También cuenta con actividades deportivas y culturales que tienen sus propios espacios dentro de la comunidad estudiantil.

La experiencia en simplemente enriquecedora, ir a otro país a conocer una cultura totalmente diferentes, un idioma distinto al nuestro y a vivir solo como independiente, no solo lo hace crecer a uno como profesional, sino también como personas. El aprendizaje que se da en cinco meses es muy vasto ya que en todo ese tiempo se conocieron personas, amigos, vecino y profesores que dejaban un granito de arena en tu vida y que siempre harán parte de uno.

Al ser una ciudad pequeña la perspectiva de vida cambia totalmente ya que como la seguridad o la interacción social es aún mayor en una ciudad como Frederico Westphalen.

La URI como institución nos recibió de la mejor manera, los estudiantes, las directivas, y los profesores fueron un gran apoyo, sobre todo el decano Cristhian Moreira Brum que siempre estuvo pendiente de nosotros colaborándonos en lo que siempre el podio.

Todo lo que puedo decir es gracias a la ORI y a las dos instituciones tanto la UNIAGUSTINIANA como la URI por haberme dado esta oportunidad que fue la más gratificante posible.

Es una experiencia que te complementa en todos los sentidos y te permite conocer algo diferente a lo que estás acostumbrado, a abrir tu mente a nuevas culturas, lugares y personas dando así la oportunidad de crear conexiones a futuro y, principalmente, momentos que quedan en los recuerdos para siempre.