Pasar al contenido principal

El Congreso Internacional en Estudios Agustinianos es un espacio de reflexión alrededor del pensamiento y la obra de Agustín de Hipona y la manera en la que su legado puede influenciar, aún hoy, nuestra sociedad.


Los días 29 y 30 de agosto, en la Uniagustiniana, se llevó a cabo el X Congreso Internacional de Estudios Agustinianos, el cual contó con la presencia de Fray Enrique Eguiarte Bendímez cuya ponencia se denominó: las migraciones desde la perspectiva de Agustín de Hipona y la Dra. Mercedes Ruvituso con el tema: ¿Qué significa migrar? una pregunta filosófica. Se abordaron dos líneas temáticas: 


    Línea 1: Perspectivas desde los estudios agustinianos sobre las migraciones
    Línea 2: Perspectivas desde las Ciencias Sociales sobre las migraciones

Congreso Agustiniano


La Uniagustiniana se ha concebido, dentro del último Plan de Desarrollo, como una institución de educación superior que busca la formación humana y la excelencia de sus estudiantes. Con esta misión, la institución se convierte en veritatis gaudium, tan apreciado por San Agustín: el gozo de buscar la verdad, de descubrirla y de comunicarla. Nuestra época tiene una necesidad urgente de proclamar el sentido de la verdad, valor fundamental sin el cual desaparecen la libertad, la justicia y la dignidad del hombre. Hay una fuerte corriente académica que niega las verdades irrefutables, va haciendo carrera la tesis de que no hay verdades indiscutibles y en realidad sí las hay. 

Prior  Miró


El Congreso Internacional en Estudios Agustinianos, sigue apostándole a una línea de reflexión sobre el necesitado, el excluido; en el 2018, la reflexión fue en torno al medio ambiente, a la casa común que en palabras del papa Francisco expresa: “La violencia que hay en el corazón humano, herido por el pecado, también se manifiesta en los síntomas de enfermedad que advertimos en el suelo, en el agua, en el aire y en los seres vivientes. Por eso, entre los pobres más abandonados y maltratados, está nuestra oprimida y devastada tierra, que «gime y sufre dolores de parto» (Rm 8,22)”.
La edición de este año fueron las “Migraciones: un mundo en movimiento, un mundo en conflicto”. No es la pobreza como carencia de medios, lo que genera la migración, hay miles de factores y la mayoría de ellos ajenos, externos, a quien debe migrar. Colombia ha visto crecer en los últimos años el fenómeno migratorio. San Agustín describe en el Sermón 239, que la hospitalidad enriquece tanto al huésped, como a la persona que acoge: “Quizá es justo aquel a quien acoges, y él necesita pan y tú verdad; él precisa techo y tú cielo; él carece de dinero y tú de justicia».

Congreso

Para concluir cientos de asistentes se llevaron una nueva concepción de la migración entendida como un movimiento de población que consiste en dejar el lugar de residencia para establecerse en otro país o región, generalmente por causas económicas o sociales y que para quienes tienen que abandonar su país tampoco es una decisión fácil y no debe ser entendida como una problemática o amenaza sino como una oportunidad vital para el que sale y también para el que recibe a otro.